03 noviembre 2014

Constelaciones familiares noviembre

¿Para qué nos sirven las Constelaciones Familiares?
Nos ayudan a restablecer el amor que quedó interrumpido, volviendo a fluir en un nuevo orden y armonía en el sistema familiar, porque identifican el conflicto y lo sacan a la luz con la consiguiente sanación. El amor y reconocimiento incondicional a nuestras raíces nos abre la puerta a la abundancia, amor y salud.


Pertenecemos a un sistema familiar que tiene una dinámica propia y diferente de todos lo demás. Por amor o lealtad a ese sistema y más puntualmente a nuestros padres, solemos enfermarnos, sufrir accidentes, fracasar en vínculos interpersonales, no conseguir éxito laboral ni amoroso..... Tenemos patrones y conductas que generan dolor, bloqueos ó confusión en la vida diaria, por ejemplo dificultad en relaciones de pareja o en encontrar pareja, problemas entre  padres/hijos, entre hermanos, conflictos laborales, problemas de salud, adicciones, temas de violencia, agrevisidad, estafas,.......

Las Constelaciones familiares ayudan a desvelar ó descubrir el motivo, la causa o el origen, abordando el tema causante del sufrimiento y si se dan las circunstancias apropiadas, se corrigen en el mismo momento, siendo por eso un  método eficaz y rápido en la resolución de todo tipo de conflictos.
Como siempre, trabajaremos con aquello que no nos permite vivir plenamente, que nos bloquea, que nos angustia..... buscando siempre la prioridad dentro del sistema familiar, y logrando poner orden en el mismo, pues las Constelaciones Familiares no se limitan sólo a sanar aspectos personales de nuestras propias vidas. Como bien dice Bert Hellinger, su verdadera fuerza se manifiesta en el alma familiar y frecuentemente tras una constelación empiezan a suceder cambios en las familias o grupos involucrados. Y otro de sus beneficios es que ese orden restablecido va a favorecer a las generaciones venideras.



 


No hay comentarios:

Publicar un comentario